El motor de explosión

La historia y la evolución del ser humano va unido a sus transportes. Ellos son los que nos han permitido aumentar los límites conocidos, trasladar personas y mercancías a rincones más lejanos y en menor tiempo. Detrás de los trasportes está el crecimiento de la economía, el comercio entre los pueblos y también el entendimiento. Y en eso el motor de explosión es uno de los inventos más importantes de la historia moderna. Te lo cuento el origen del motor de explosión y todos los detalles. 

¿Quién inventó el motor de explosión?

El ingeniero alemán Nikolaus Otto inventó el motor de explosión en el año 1876. Este invento utiliza la gasolina como combustible y está basado en el ciclo de cuatro tiempos. Este es el mismo ciclo que siguen utilizando la mayoría de los motores actualmente.

Este invento se patentó como motor Otto pero ha sido conocido a nivel mundial como motor de gasolina. 

El motor de explosión o motor de gasolina

El motor de explosión es un motor de combustión interna. Es decir, este tipo de motores obtienen la energía mecánica de un combustible que arde en el interior de su cámara de combustión. 

Esta cámara se encuentra en el interior del propio motor y por tanto la combustión se realiza de manera interna. Esto no ocurría así en otros motores conocidos hasta la época como el de la máquina a vapor. 

Para explicar en qué consiste el motor de explosión de una manera sencilla diremos que la energía que el motor necesita para mover los engranajes la obtiene mediante una pequeña explosión de combustible controlada.

Esta explosión ocurre en el interior de los cilindros gracias a la acción de los pistones. 

Los pistones provocan dicha explosión al mezclar el aire y el combustible al bajar y conseguir así mover el cigüeñal. 

El motor de explosión utiliza generalmente la gasolina como combustible, pero en la actualidad existen motores de explosión que trabajan con otro tipo de combustibles como el gas natural comprimido, el etanol, el gas licuado del petróleo o el hidrógeno. 

Los primeros usos que se le dieron a los motores de combustión interna fueron los motores fuera borda. Esto fue debido a que el principal obstáculo con el que se encontraron este tipo de motores para su uso en vehículos que circulaban por tierra era que no podían iniciar la marcha desde parado. Este problema no se lo encontraron las máquinas a vapor. 

Hoy el motor más utilizado para el movimiento autónomo de vehículos de transporte, tanto de personas como de mercancías, son el motor de gasolina y el motor diésel.

El motor diésel

El motor diésel es un motor de explosión alternativo. El combustible comúnmente utilizado por este motor es el gasóleo, aunque puede utilizar también otro tipo de aceites derivados del petróleo. 

Aun siendo también un motor de combustión interna trabaja con un principio distinto. 

El motor diésel no necesita la chispa que enciende la mezcla como los motores de gasolina. Este tipo de motores consigue la energía por combustión, es decir, quemando y no mediante explosión. 

El motor diésel fue un invento del ingeniero germano Rudolf Diesel que necesitaba encontrar una alternativa a los motores de gasolina y vapor para su uso en maquinaria pesada. 

Los motores diésel y gasolina comparten algunos componentes principales como son: bloque, cigüeñal, biela, pistón, válvulas y culata, pero luego cada uno tiene sus propios componentes específicos. El motor diésel cuenta con una bomba inyectora y los motores de gasolina con el carburador. 

Clasificación de los motores de explosión

Existen dos tipos de motores de explosión interna: los motores de 2 tiempos y los motores de 4 tiempos.

Los motores de 2 tiempos realizan las cuatro fases en dos únicos movimientos de los pistones. Para las fases de admisión, compresión de combustible, combustión y escape de gases los pistones realizan un movimiento de subida y otra de bajada mientras el cigüeñal realiza una única vuelta. 

Los motores de 4 tiempos, sin embargo, realizan este ciclo completo con dos vueltas del cigüeñal. En la primera vuelta se realiza la admisión y compresión con la subida y bajada de los pistones. En la segunda vuelta del cigüeñal se realiza la combustión y escape de gases. 

En los motores de 4 tiempos el aceite y la gasolina nunca entran en contacto. No siendo así en los motores de 2 tiempos donde se suele quemar aceite en la fase de explosión.

Otra ventaja de los motores de 4 tiempos sobre los de 2 tiempos es que funcionan mejor a altas temperaturas y son más suaves y aunque necesiten más cantidad de combustible hacen una mejor gestión de este. 

Los motores de 2 tiempos son de menor tamaño y más barato, pero al quemar aceite generan más humo y contaminan más que los motores de 4 tiempos. 

El invento del motor de explosión provoca grandes cambios

El motor de explosión es considerado como uno de los grandes inventos de la humanidad y trae consigo aparejado un cambio en el estilo de vida que se conocía hasta el momento.

Hasta finales del siglo XIX el hombre seguía necesitando e incluso dependiendo de los animales para desplazarse en pequeñas y medianas distancias. Hasta el momento los medios de transporte habitual para este tipo de recorridos eran las diligencias o coches de caballos.  Si la distancia era mayor se recurría a trenes o barcos impulsados por las lentísimas máquinas a vapor.

En 1886 se empezaron a fabricar y dar a conocer los primeros automóviles de la mano de Karl Benz. Aunque en un principio eran solo prototipos a principios del siglo XX Henry Ford empezó a comercializar el modelo T a precios asequibles para la clase trabajadora y fue entonces cuando el automóvil se convirtió en el medio de transporte favorito de casi todos.

Gracias al automóvil las distancias se han acortado considerablemente. Y gracias a acortar las distancias las grandes ciudades han crecido notablemente y en la periferia de estas grandes ciudades se han formado núcleos urbanos. Esto ha generado un aumento enorme del comercio y numerosos beneficios en cuanto a entretenimiento y ocio. 

El motor de explosión dio vida al automóvil reduciendo las pequeñas y medianas distancias, pero ni que decir tiene que también ha sido decisivo en el avance de la historia de la aviación. El motor de explosión revolucionó el transporte a larga distancia de personas y mercancías.

El motor de explosión es un gran invento que ha contribuido al progreso y la mejora en la calidad de vida del ser humano.